4 de febrero de 2013

alba

Ha nacido Alba y una estupenda amiga de su familia me encargó que les preparará una TARTA DE PAÑALES muy especial...
Me imagino la enorme alegría con que la familia está celebrando la llegada de esta bebé, sin darme casi cuenta mi cabeza se llena de los sonidos, colores y sonrisas que invaden la casa cuando se celebra una fiesta infantil. La inspiración está en marcha voy a decorar este regalo con banderines, serpentinas, globos, confetí y mucho, mucho color quiero poner un granito de arena para que ¡la alegría no decaiga!


La tarta esta compuesta por dos pisos de pañales de excelente calidad, en el primero éstos se quedan camuflados bajo un suave y mullido muletón estampado, cien por cien algodón, que seguro mamá y papá sabrán aprovechar en mil y una ocasiones.

Y como veis a la fiesta no paran de llegar invitados sino mirar a estos pollitos que no pudieron resistir la tentación, se han escapado de entre los pliegues del primer piso y ya andan por ahí formando jolgorio entre todos los asistentes.


Estos dos pequeños personajes son un detalle que he preparado para Aitor, el chicarrón de la casa, que acaba de ascender a hermano mayor, esa es toda una responsabilidad que hemos querido "aliviar" con este regalito.
Con estós simpáticos pollitos, que son en realidad dos marionetas de dedo totalmente artesanales, no me cabe duda que Aitor robará más de una sonrisa a la pequeña Alba.

Sobre el segundo piso luce un delicado recoje babitas rosa desde el que mamá ratona y papá ratón envian un tierno corazón a su pequeña. Los comprendemos totalmente pues ¿qué madre o padre no se envelesa mirando a su pequñ@ recien nacid@?... 
Bueno al final la fiesta tendrá que terminar pero por suerte esta familia siempre guardará un grato recuerdo de este gran acontecimiento, el cartel que corona la tarta será un bonito regalo para que, cuando Alba esté un poquito mayor, en casa le muestren la enorme felicidad con que festejarón su llegada.


2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Ana María vuestro comentarios me llenan de satisfacción y son un gran aliciente.

      Eliminar